19 dic. 2009

Cuando llueve me pongo melancólica

 

4df5ebe360e5382fbf519de55265fffa28a13ae3_m Thundercats frente a la tele, galletitas Capri (como las que promocionaba Berugo Carámbula), Pepsi en botella de vidrio, Barbie Crystal y muñecos de Alf. Helados Patalín, moneditas de chocolate, Rhodesias y alfajores Suchard. Atari con mi viejo, cartas de Frutillitas y álbumes de figuritas. Mi jogging de Hendi, mi carterita de plástico calada, canciones de Soda. Las revistas Pelo de papá, los cassettes grabados de la radio de mamá, mis revistas para dibujar uniendo puntos y un plástico con imán en polvo que se movía con un lápiz para hacer dibujos. Frutifrú, colores flúor y perfume Mujercitas. Mi tortuga, el balcón para salir a jugar, las noches aburridas cuando miraban a Grondona y Neustadt. Vestidos con volados, Clave de Sol, Calle Sésamo desde la bañera, muchos cuentos y ninguna preocupación.

5 comentarios :

G dijo...

tiraste una verdad universal

Un Simple Blog dijo...

Poco original, pero muy cierto.

Nena Bien dijo...

No se si te gustaba, pero mirá lo que justamente encontré hoy. Casi lloro.

http://www.youtube.com/watch?v=W5iSlycTkuk

Incluso tenés otros para alimentar aún más esa melancolía.

Marian dijo...

Uhhhhh!!! Que recuerdos... : )

Edgardo G. dijo...

Los Thundercats, la mejor serie, lejos. Y las noches aburridas con Grondona y Neustadt, infaltables :)