2 dic. 2011

Un ojo para los negocios

A veces pienso cómo funciona la repartija genética; es intrigante cómo algunos reciben super talentos que les permiten vivir de lo que saben hacer (casi) naturalmente. Es intrigante y algo injusto, por supuesto, porque no a todos nos pasa lo mismo. A mí, la naturaleza me dotó de un montón de talentos inútiles que no me sirven para mantener un negocio ni en pedo.

-Distingo cuando alguien está incómodo, deprimido, o emocionalmente inestable. Como George.

-Hago unas presentaciones en PowerPoint que te morís.

-Me sale bárbara la salsa de crema y pollo.

-Tengo linda letra.

-Soy buena googleando.

Díganme cómo hago de todo esto un curro y les juro que les doy un porcentaje.


2 comentarios :

Cinty dijo...

Te pago si me haces esa salsa, nunca comí, me intriga!!


Y yo no sé googlear muy bien, te pago por eso también :)

Zoquett dijo...

Yo también soy buena googleando, ajajjja