1 dic. 2014

¿Cómo m***** funciona? Hoy: sobrevivir el “ay-porqué-a-mí-la-terapia-no-me-alcanza”

 

giphy

 

Sí, puede ser que esté haciendo análisis hace casi un año. Pero no todo se soluciona con sentarme durante una hora en la silla del consultorio de Betsie (como apodamos a mi analista) viendo los enroscados pensamientos pasar. A veces uno simplemente atraviesa una época de mierda, y hay que buscar soluciones más inmediatas.

Ahora, ¿cómo hace Mariana para pasar al otro lado del bajón? ¡Aham! Mariana se da una sobredosis de… series de televisión.

La dinámica es simple: la serie hace que uno se enganche y no piense pelotudeces por un largo período. El tema es que no cualquier serie ayuda. La premisa es buscar una lo más alejada de tu realidad y con suficientes temporadas para sobrevivir.

Por ejemplo, Friends es un clásico, pero si no te cuidás, te clavás con Monica y Chandler declarándose amor y ya te estas quemando la axila con la pava del mate. Lo mismo con New Girl. Downton Abbey tiene tantos dramas familiares como clichés, así que tampoco es una salida muy viable. The Big Bang Theory está medio melosa últimamente, así que hoy no recurriría a una serie donde nerds, con trabajos impecables y un departamento que envidio, trabajan poco y encima levantan minas.

Series lentas tampoco funcionan. Homeland, Breaking Bad o The Newsroom son great, pero tenés que mantener el ritmo muy arriba, porque donde baja, vas a reflexionar sobre el porqué del universo, llorar desconsoladamente y bajar un paquete de papas fritas con mate.

Mad Men tiene mucho sexo. Fail.

Lo mejor para mí, son las comedias imperfectas. O los dramas que no tienen escape. Game of Thrones vive matando personajes, así que la furia garpa. Veep es excelente pero tiene pocas temporadas, así que si te aqueja un terrible drama emocional, te quedás corto. Parks and Rec y The Office me han funcionado en el pasado. Modern Family a veces tiene escenas de violín, pero bueno, son perdonables.

Orange Is The New Black tiene capítulos largos y pasa en la cárcel- te-mo-rís-de-lo-per-fec-ta. No vi The Walking Dead, pero si está llena de zombies, y gente que los mata, así que asumo que tiene que funcionar.

No veas American Horror Story si tu depresión está conectada a experiencias extrasensoriales.

Personalmente, como sé que los dramas de la vida son cíclicos, siempre tengo una serie guardada en el botiquín de emergencias. Esta vez me puse a mirar How I Met Your Mother. Nunca la había visto, y los protagonistas son graciosos enough como para recordarme que quiero tener esa vida irregular bebiendo en bares con amigos FOREVER.

FOREVER. FOOOOOOOOOREEEEEEEEEEEEEEVVVVVVEEEEEEEEERRRRRR.

Espero que aquél que caiga de casualidad y se lea el post remilmillones de largo que escribí, pueda encontrar la luz al final del camino con una simple suscripción a Netflix.

Hollywood siempre tiene la respuesta.

(Agregado: no lo mencioné por vieja, pero clavar Seinfeld non-stop o Star Trek TNG es volver a entender cuál es nuestro sentido en esta tierra.)

5 comentarios :

Mr. Popo dijo...

Yo no soy de comentar mucho por acá, pero solo voy poner cuatro palabras "The spoils of Babylon". Y dos más "Broad City".

Mariana Lucía dijo...

Suficiente. Bajando! : )

Ale dijo...

Estaba muy emocionada con el regreso de The Newsroom con Emily Mortimer y ahora me entero de que es la última temporada, es una pena me fascina la serie y me sentía identificada

Marianalu dijo...

Es la ultima? Nooooo!

berenicebajocero dijo...

alcohol donde sea. FOOOOOOOOOREEEEEEEEEEEEEEVVVVVVEEEEEEEEERRRRRR.