23 sept. 2011

Sabios consejos para vivir en sociedad: aprendiendo a tocar el timbre

La mayoría de las paradas de colectivos ocurren cada dos cuadras. El momento perfecto para tocar el timbre es en el cruce de la intersección que separa dichas cuadras: es lo suficientemente cerca como para que el colectivero no se olvide, pero lo suficientemente lejos como para que el autobús pueda frenar con comodidad.


7 comentarios :

Vale dijo...

Nota: En Buenos Aires PUEDE FALLAR.
No el timbre, el sistema.
Pero no queda otra.
Gracias!

Cinty dijo...

So true! Yo lo aplico así !

Mauro Avalo dijo...

No se, hay paradas que son super conocidas y es obvio que alguien va a parar el bondi, en ese caso no molestar en vano no?
Yo creo que hay gente muy estúpida!

Mariano dijo...

Algún día, con más tiempo, le voy a contar la vez que me quedé dormido arriba del 7 y por bajarme apurado, metí el marote y se cerró la puerta.
Dos paradas con la cabeza afuera fui. DOS. Cuatro cuadras.

Sin palabras.

Cinty dijo...

Perdón pero no pude evitar reírme después de leer el comentario de arriba jaajajaja


Perdón, debe haber sido horrible pero debe haber sido una imágen muy graciosa!!

Lola Oh dijo...

Claro, es que las experiencias de la gran ciudad son muy del tipo survivor. Yo aplico la ley en los colectivos del interior, no me subo a un colectivo de Buenos Aires ni loca. NI LOCA.

Ale dijo...

Lamentablemente, algo que parece tan facil no lo saben todos.