29 jun. 2013

La maldición de Todos Dicen lo Mismo

 

Dicen que después de que terminó, la maldición de Seinfeld acechó a todos sus protagonistas: ni un puto éxito. O laburo fijo, al menos. See, ya se que Elaine rompió con eso, pero no quiero hablarlo ahora porque en realidad lo retomo al final. Aguanten.

Yo creo que acá pasa un poco lo mismo (salvando las distancias, eh). Dejo de escribir porque como que se genera expectativa y me bloqueo y encima nadie me paga un millón de dólares por post como a Jerry.

Me hago la “abro otro blog, más hippie” y resulta que se me desconfigura todo cada vez que entro y me frustra para la mierda. Y mis amigos me hacen notar que, en lo mejor de lo mejor, abandono.

¿Es cierto? ¿Soy George o soy Elaine? Lo gracioso (o triste, no me decido) es que empezar a escribir en el otro me hace dar ganas de arrancar acá de nuevo.

Histérica es una palabra que me queda chica. Deberían inventar un nuevo término conmigo. Zarabatienta puede ser. Porque necesitamos más palabras con z.

2 comentarios :

Ale dijo...

me pasa exactamente lo mismo!

Mariana Lu dijo...

Nociertoooo?