17 oct. 2013

Por un autógrafo





Soñé que David Bowie estaba casado con la mujer de un ex-jefe mío, y para llegar a él tenía que hacerme la copada con la mina y sus hijas, y tomar mate y charlar y preguntarle cosas clichés de la vida e insistirle y preguntarle por David todo el tiempo.
Ella me presentaba a David eventualmente, y yo le llevaba un libro para que me lo firme. No era un libro, en realidad era un disco de él que venía con forma de libro, y mientras lo firmaba me decía “Ya estoy viejo, no saco más discos.”
Y yo me deprimía y le decía “¿Por qué David, por qué? Sos lo más mejor.”
Sos lo más mejor, Bowie. Gracias por sacar otro disco. Sabé que hablar de boludeces y pasar la tarde con esa señora es un esfuerzo que haría por muy poca gente.

4 comentarios :

Mariano dijo...

Ultimamente estoy teniéndolo al bueno de Bowie bastante presente. Y cruzándomelo bastante seguido donde sea que ande. Como hoy, acá.

Festejemos por lo haya hecho, esté haciendo o vaya a hacer a futuro. El David es lo ma'.

Beso, niña. Un gusto leerla.

Mariana Lu dijo...

Festejemos siempre, seeeee. Un placer que me visites again. Beso grande.

Eli Portela dijo...

Ja, imagino que soñar con Bowie es algo que se agradece. Como su último librodisco.
Me encantó tu blog y la forma que tenés de escribir cosas que te pasan (o que inventás y me tragué de principio a fin).
Beso grande

Eli Portela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.